Bienvenido a la web del Zoobotánico de Jerez

TAPIR AMAZÓNICO

(Tapirus terrestris)

Clasificación

Clase: Mamíferos.
Orden: Perisodáctilos.
Familia: Tapíridos.
Alimentación: Omnívoro, sobre todo vegetariano.
Altura: 75-120 cm.
Peso: 225-300 Kg.
Longitud cabeza tronco: 180-250 cm.
Longitud cola: 5-10 cm.
Distribución: Sur de Venezuela y Colombia hasta el sudeste de Brasil, norte de Argentina, Paraguay, este de los Andes.
Hábitat: Bosques lluviosos tropicales.
Gestación: Aproximadamente 14 meses.
Camada: 1-2 crías.
Longevidad: 30 en libertad y 35 años en cautividad.

Descripción

    Los tapires son ungulados poderosos que están adaptados perfectamente al medio donde viven. Su cuerpo, más alto en la grupa que en los hombros y un corto y robusto cuello que sintetiza la potencia del animal. El tapir amazónico posee una cola corta de unos 8 cm. La característica más peculiar es su probóscide, la cual es larga, flexible, prensible y cubierta de vibrisas o pelos sensibles, esta probóscide hace parecer que tenga una cabeza larga, por el contrario esta es corta. La probóscide tiene funciones olfativas, pero también actúa a modo de dedo, permitiéndoles alcanzar hojas y brotes demasiado altos. Los sentidos más desarrollados son el oído y el olfato, siendo la vista la menos desarrollada, siendo casi incapaces de percibir enemigos inmóviles. Las hembras tienen un solo par de glándulas mamarias. En la parte superior del cuello ostenta una corta melena cerdosa. El pelaje de los juveniles es distinto al de los adultos, es de un color marrón oscuro manchado de blanco.

Alimentación

    Son omnívoros, aunque su alimentación se basa en material vegetal. Se alimentan de frutas, hojas y hierbas sobre todo, aunque también comen plantas acuáticas, corteza de árboles, cocos. También de pequeños vertebrados e invertebrados.

Reproducción

    Carecen de una época de reproducción determinada. La hembra tiene un ciclo menstrual de 50 a 80 días. Durante el celo la hembra y el macho no están demasiado tiempo juntos. La cópula se lleva a cabo dentro o fuera del agua, la cual esta precedida de un cortejo ruidoso, el macho se coloca junto a la hembra de manera que cada uno puede olfatear los genitales del otro y en esta postura comienzan a dar vueltas, intentándose morder las patas traseras. El período de gestación dura entre 13 y 14 meses. Suelen tener una cría aunque a veces nacen gemelos. La cría tiene un pelaje rayado y manchado de listas y motas amarillentas que tienen función de camuflaje. La dieta sólida no forma parte de la comida de la cría hasta varias semanas después de nacer. Los cuidados de la madre se mantienen mientras que la madre tenga leche. El crecimiento completo se da a los 18 meses. Las hembras en cautividad alcanzan la madurez sexual aproximadamente a los 3 años.

Costumbres y  vida social

    Durante el día el animal se mantiene entre la vegetación y por la noche el animal emerge y se alimenta. Los movimientos diurnos se producen para tomar baños de agua y de barro para quitarse los parásitos de la piel. Suelen ser solitarios y solo se agrupa durante la época de reproducción, aunque se muestran pacíficos con. sus congéneres. Los machos señalizan sus territorios por medio de la orina, cosa que no hacen las hembras. Utilizan siempre los mismos caminos para desplazarse y los mismos lugares para la defecación.

Estado de conservación

    En otros tiempos muy abundantes, actualmente su población ha disminuido notablemente, debido a lu caza por la carne y la destrucción de su hábitat. Sus principales enemigos son el jaguar así como otros felinos. De las 4 especies de tapires, tres de ellas están en vía de extinción: el Tapir de montaña (Tapirus pinchaque), el Tapir oriental o malayo (Tapirus indicus), y el Tapir norteño o centroamericano (Tapirus bairdi)

© Zoobotánico Jerez - Ayuntamiento de Jerez
Teléfono: 956 149 785 / Fax: 956 149 055
C/ Madreselva s/n 11.408 - Jerez de la Frontera (Cádiz) - ESPAÑA

Conforme W3C XHTML 1.0 | TAW 3 | WAI 'Nivel A'