Bienvenido a la web del Zoobotánico de Jerez

BELLA SOMBRA, OMBÚ

Phytolacca dioica L.

Familia

    Fitolacáceas. El nombre del género deriva del griego phyton (planta), y de la voz latina laeca, procedente del término indio laek (goma, laca), debido al poder colorante de los frutos. El nombre específico dioica se refiere a la separación de las flores de cada sexo en pies de planta diferentes.

Árbol

    De hasta 15 metros de altura, de follaje denso, forma extendida, que mantiene la hoja todo el año o la pierde si el invierno es algo riguroso. Copa ramosa que proyecta una sombra densa y agradable.

Tronco

    Derecho, muy irregular y cavernoso en los ejemplares viejos. A menudo aparecen varios troncos anchos desde la base, emergiendo al exterior parte de las raíces. La madera es blanda y la corteza poco rugosa, grisácea o pardo-grisácea. Debido a la poca dureza de la madera, las ramas se desgajan con facilidad.

Raíces

    Que emergen sobre el terreno y emiten numerosos vástagos, lo que proporciona un aspecto arborescente.

Hojas

    Perennes o semicaducas en los países con clima no suficientemente benigno; son sencillas, con el borde entero, de unos 6-12 cm. de largo, de forma ovalada a lanceolada, en disposición alterna, con el haz lustroso y el peciolo delgado y largo.

Flores

    Dioicas (sexos separados en distintos árboles); poco vistosas y de pequeño tamaño; se agrupan en racimos colgantes de color amarillo verdoso, que no suelen sobrepasar la longitud de las hojas. Florece por marzo o abril.

Frutos

    Carnosos, tipo baya, de color púrpura a negruzco, de 7 a 12 semillas; antes de madurar tiene un color amarillo verdoso. Fructifica de noviembre a enero.

Propagación

    Por semillas y esquejes. Aguanta bien los transplantes.

Crecimiento

    Rápido; alcanzando su máximo desarrollo antes de los 15 años: Es muy longevo; aunque no se puede predecir la edad; debido a la carencia en el tronco de los anillos anuales de crecimiento. Prefiere los climas suaves y cálidos (no tolera los fríos intensos ni las heladas), prefiere suelos húmedos; aunque de cualquier naturaleza, resistiendo perfectamente la salinidad de los climas marinos.

Distribución

    De forma natural en América del sur (Argentina, Brasil y Perú). Introducido en el sur de Europa y el Mediterráneo. En España su cultivo es muy antiguo; a mediados del siglo XVIII ya se cultivaba en Sevilla, a orillas del Guadalquivir; y Valencia. Hoy se ha extendido por otras regiones: Galicia, Baleares (Ibiza) y otras.

Utilidad

     La madera es de pésima calidad y no tiene aplicaciones. Se cultiva sólo como árbol ornamental y de sombra en los jardines y paseos.

Fotos

© Zoobotánico Jerez - Ayuntamiento de Jerez
Teléfono: 956 149 785 / Fax: 956 149 055
C/ Madreselva s/n 11.408 - Jerez de la Frontera (Cádiz) - ESPAÑA

Conforme W3C XHTML 1.0 | TAW 3 | WAI 'Nivel A'