Bienvenido a la web del Zoobotánico de Jerez

SE CONFIRMA LA GESTACIÓN DE LA LINCE AZAHAR

    Azahar, una hembra de lince ibérico de 4 años mantenida en el Zoobotánico de Jerez, dará previsiblemente a luz a mediados del  mes de abril, una vez que su gestación ha sido confirmada por los técnicos. Azahar ingresó en el Zoo en Enero de 2006, cuando aún era una hembra inmadura, tras ser capturada en el Parque Natural de la Sierra Andújar con una lesión vertebral que ponía en peligro su supervivencia. La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía decidió que pasara a formar parte del Programa de Conservación “Ex situ”, es decir, que fuera destinada a la cría en cautividad. Se decidió su traslado al Zoobotánico de Jerez donde se emparejaría más tarde con Fran, un macho también lisiado, en este caso por un cepo que le dejo “manco” y que hacía muy difícil su supervivencia a largo plazo en la naturaleza. En marzo de 2007 esta pareja de linces llegó a copular en varias ocasiones, pero finalmente Azahar no llegó a dar a luz. El chequeo previo al periodo reproductor, efectuado el pasado otoño por técnicos del Instituto para la Investigación de Vida Silvestre de Berlín (IZW), demostró que las cópulas habían provocado la ovulación de la hembra, pero sin llegar a desarrollarse embriones. Esto es algo que ya ha ocurrido en varias ocasiones con linces del plan de cría en cautividad que se emparejaban por primera vez, sin que ello haya sido obstáculo para que las hembras llegaran a parir en años subsiguientes. 

    Este año, las primeras cópulas tuvieron lugar en febrero y fueron más numerosas que en el año anterior. Tras estas, Azahar ha ganado mucho peso, hasta un 30%, al inicio del último tercio del periodo de gestación. Este incremento tan notable, hacía descartar la posibilidad de una posible pseudogestación o “embarazo psicológico”, pero era importante confirmarlo por otros métodos.

MÉTODOS PARA LA DETECCIÓN DE LA GESTACIÓN

    El IZW de Berlín, en colaboración con el programa de conservación “Ex situ” del lince Ibérico, ha estado estudiando durante los últimos años la fisiología reproductora del lince ibérico y poniendo a punto métodos para la detección fiable de la gestación sin necesidad de capturar al animal y anestesiarlo. Finalmente, la forma más efectiva de confirmarla es mediante la detección de la hormona Relaxina, secretada por la placenta de los mamíferos en las etapas finales del embarazo para preparar el cuello del útero (cérvix) y prepararlo para el parto. Esta puede ser detectada en la sangre, entre los días 34 a 49 de la gestación, o en la orina, entre los días 38 y 45. Para obtener la sangre de las hembras de lince sin necesidad de capturarlas y generarles así un innecesario estrés y poner en riesgo los embriones, se han utilizado unas chinches hematófagas de la especie Dipetalogaster máxima.  Estos insectos chupadores se camuflan en unos pequeños habitáculos en el interior de paneles de corcho sobre los que se tumban habitualmente los linces a descansar. A través de una fina malla, las chinches pueden sacar su larga probóscide y perforar la piel del lince sin causarle molestias gracias a las propiedades anestésicas de su saliva. En poco menos de media hora, pueden llegar a acumular hasta 3 o  4 ml de sangre, momento en el que son recuperados y se le extrae la sangre del abdomen para proceder a su análisis.

    Azahar se mostró desde el primer día desconfiada frente al panel de corcho con las chinches y no ha sido posible obtener sangre durante toda la semana pasada. Por ello se ha recurrido al análisis de la orina, que se recoge en un colector situado en uno de los lugares donde la hembra suele orinar y que, tras ser concentrada en laboratorio, ha permitido conocer finalmente a primera hora de hoy el estado de buena esperanza de esta hembra. 

    Esta será la primera camada de lince ibérico nacida en el Zoobotánico de Jerez, donde se han criado hasta el momento varios cachorros procedentes de Doñana y Sierra Morena, las dos únicas poblaciones silvestres del felino más amenazado del mundo. Estos han sido los primeros linces ibéricos en reproducirse, cuando han alcanzado la edad adulta, en el Centro de Cría de El Acebuche, en Doñana, el único centro en el mundo que ha logrado hasta el momento la reproducción de la especie en cautividad. Para poder intervenir rápidamente en caso de cualquier complicación, Azahar será vigilada 24 horas a través de las cámaras durante la fase final de su embarazo. Para ello, los técnicos y cuidadores del Zoobotánico contarán con el apoyo de un grupo de voluntarios, en su mayoría estudiantes de Biología y Veterinaria, que vienen colaborando habitualmente en labores de seguimiento y recuperación de fauna. 

    Para conocer más sobre el lince ibérico pincha aquí y accede su ficha.

© Zoobotánico Jerez - Ayuntamiento de Jerez
Teléfono: 956 149 785 / Fax: 956 149 055
C/ Madreselva s/n 11.408 - Jerez de la Frontera (Cádiz) - ESPAÑA

Conforme W3C XHTML 1.0 | TAW 3 | WAI 'Nivel A'