Bienvenido a la web del Zoobotánico de Jerez

ANTECEDENTES DEL PROYECTO EREMITA

    El Ibis eremita (Geronticus eremita) es un ave de tamaño medio de 70 – 80 cm de longitud perteneciente a la Familia Threskiornithidae. Es una de las aves más amenazadas del planeta, catalogada como en situación crítica (Collar et al. 1994). Especie colonial, que habita en zonas áridas o semiáridas de estepas, pastizales y campos de cultivo. Nidifica y encuentra refugio adecuado en cortados y acantilados. Se alimenta principalmente de insectos así como de pequeños vertebrados. Las poblaciones del Ibis eremita han sufrido un dramático declive a lo largo de los últimos siglos. Hace tan sólo 4 siglos desaparecieron de las montañas de Centro Europa (Los Alpes), mientras que en los últimos años han desaparecido de gran parte de su distribución en Marruecos y Argelia (Collar et al. 1994). La desaparición más alarmante ocurrió en Turquía donde se extinguió en libertad en 1989 en Birecik (Akçakaya et al. 1992), quedando sólo un núcleo de unas 58 individuos en cautividad, condiciones de semilibertad. Las causas de este declive son variadas: uso de pesticidas, pérdida de hábitat, persecución y molestias causadas por el hombre y la agricultura intensiva (Cramp &  Simmons 1977, Hirsch 1977).

    La única población silvestre que se conoce en la actualidad (situada al suroeste de Marruecos) contaba con menos de 250 ejemplares en 2001 (Bowden et al.),  aunque en 2003 el total de esta población rondaba los 318 ejemplares (El Bekkay per. com.), nidificando en los acantilados de la costa Atlántica marroquí. Sorprendentemente, en Abril de 2002, se descubre en la región de Palmyra en Siria, 3 parejas reproductoras (Serra et. al 2002). Esta pequeña población cuenta actualmente (2004) con sólo 5 ejemplares adultos, por lo que su futuro es incierto. De distribución circummediterránea en el pasado, en la actualidad sólo se reconocen dos poblaciones: una clasificada como las del oeste, en Marruecos y otra como las del Este, migradora y extinguida en Turquía , de la sólo quedan los 5 ejemplares de Siria y se sospecha que algunos ejemplares divagantes en Arabia.

    Hoy en día esta especie se encuentra “en peligro crítico” y su supervivencia depende del grado de protección y conservación de las últimas colonias de Marruecos, una en el Parque Nacional de Souss-Massa, al suroeste de Añadir, y otra en Tamri. En los últimos años la población en libertad no ha aumentado sensiblemente y continua seriamente amenazada. En el año 1996 se produjo una mortandad de origen desconocido en la colonia del Parque Nacional de Souss-Massa que supuso la muerte de 40 ejemplares.

Situación actual de la especie 2004-2005.

 Tabla. Variación en el tiempo del número de parejas reproductoras en los núcleos reproductores de Souss-Massa y Tamri (ambos en Marruecos) desde 1980 (Bowden et al. 2001), (El Bekkay, Oubrou, Borden, 2003)

Año

80

81

82

83

84

85

86

87

Parejas

75

56

68

-

-

56

-

48

Año

88

89

90

91

92

93

94

95

Parejas

60

59

63

-

48

49

65

74

Año

96

97

98

99

00

01

02

03

Parejas

77

59

62

60

65

69

73

90

JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO EREMITA

    En la reunión mantenida por expertos internacionales sobre el Ibis eremita en Marruecos (International Workshop – Strategy for the Rehabilitation of the Northern Bald Ibis, Agadir, Marruecos) del 8 al 12 de Marzo de 1999 se determinó que era necesario continuar con la investigación de las técnicas de suelta controlada de ejemplares con el fin de obtener poblaciones sedentarias, estables y autosuficientes de Ibis eremitas en áreas potencialmente favorables para la especie. En esta reunión de expertos se asumen que la reintroducción es quizás una de las principales actuaciones para evitar la extinción de la especie. Con el fin de que exista coordinación y cooperación internacional en los posibles programas de reintroducción o liberaciones se decide crear un grupo internacional de expertos denominado IAGNBI (Internacional Advisory Group for the Northern Bald Ibis).   

    Entre las conclusiones de esta reunión de expertos se encontraban:

1.-) La reintroducción de ejemplares procedentes de la cría en cautividad es la única manera de aumentar el número de individuos y el área de distribución de la especie en libertad. Por tanto, el programa de reintroducciones debe tener como objetivo principal la  creación de poblaciones estables y autosuficientes. Por el momento no es urgente comenzar con estos programas de reintroducción. Además no se ha encontrado un método detallado y eficaz que garantice una reintroducción con éxito. Sin embargo se hace urgente intensificar las investigaciones y estudios sobre métodos de suelta y ponerlos en práctica para ganar suficiente experiencia.

2.-) Las recomendaciones específicas propuestas por el Grupo de Especialistas en Reintroducciones de la UICN/SSC para la especie deben actualizarse de acuerdo con el avance en el conocimiento de la especie o sus técnicas de suelta o reintroducción.

    De lo anterior se deduce que la reintroducción de ejemplares en zonas que reúnan condiciones adecuadas según los criterios de la UICN y potencialmente favorables para la especie puede ser una medida para evitar la extinción de la especie. Pero para poner en practica programas de reintroducción es necesario conocer la metodología de suelta que garantice la permanencia de los ejemplares liberados en el área de estudio de forma que se consigan poblaciones sedentarias, estables y autosuficientes de Ibis eremitas. En cautividad existen cerca de 2000 ejemplares dentro del Programa Europeo de Especies Amenazadas (EEP-programe, Böhm 1999). Este stock ha permitido llevar a cabo diversos estudios de sueltas con resultados diversos. Las experiencias de suelta de ejemplares procedentes de cautividad no habían tenido mucho éxito (Thaler et al. 1992, Pegoraro & Thaler 1994, Mendelssohn 1994, Kotrschal 2001). La técnica empleada en la mayoría de los casos ha sido la crianza a mano e impronta humana de jóvenes en condiciones de semilibertad y su posterior suelta (Thaler et al. 1992, Tuckova et al. 1998, Kotrschal 1999). Se piensa que una de las causas del fracaso de esta experiencia ha sido que las zonas seleccionadas para la suelta de los jóvenes no reunían las  condiciones adecuadas para el asentamiento de la especie, como son por ejemplo, sueltas en áreas con inviernos con abundante nieve (e.g. Austria) o muy humanizadas (e.g. el zoológico de Israel) o bien, zonas donde el alimento natural es escaso.

    En Julio de 2003 se reúne el grupo internacional de expertos (IAGNBI) en Innsbruck, Austria, para asentar las bases en las prioridades de conservación de la especie. Entre estas se encuentra los estudios de métodos de suelta de ejemplares procedentes de cautividad que deben ser revisados por el IAGNBI y seguir las directrices establecidas en base a los estudios de sueltas previos. En esta reunión se reconoce al sur de España como una zona potencialmente favorable para la especie y el desarrollo de estudios de métodos suelta.    

    En enero de 2004 tiene lugar en Madrid la reunión de expertos internacionales para discutir el Plan de Acción del Ibis eremita (SAP), de máxima importancia para tratar los temas que afectan la conservación de la especie a nivel global.

Grupo internacional de expertos (IAGNBI).

© Zoobotánico Jerez - Ayuntamiento de Jerez
Teléfono: 956 149 785 / Fax: 956 149 055
C/ Madreselva s/n 11.408 - Jerez de la Frontera (Cádiz) - ESPAÑA

Conforme W3C XHTML 1.0 | TAW 3 | WAI 'Nivel A'